Historias extraordinarias (de Gabriel Rimachi Sialer)

Gabriel Rimachi Sialer @rimachisialer1 se inscribe otra vez en el universo del relato corto con el volumen Historias extraordinarias (Arsam, 2020), antología que reúne narraciones de corte fantástico y gótico publicadas en las últimas dos décadas, así como algunos cuentos que circularon solamente en revistas digitales de España y América Latina.

Aunque los recursos formales elegidos varían de acuerdo con las intenciones, pasando de los dominios del gótico clásico al coqueteo con el surrealismo blando, Historias extraordinarias alberga textos que responden a un orden que se regocija en la elaboración permanente de lo espeluznante y en el enrarecimiento del circuito simbólico del conjunto. Así, vemos en estas páginas un diálogo intertextual consciente con el archivo occidental de la extrañeza, no solo a nivel referencial (Dante Alighieri o Edgar Allan Poe), sino también a nivel estructural y temático (Henry James, Franz Kafka o Julio Cortázar). En ese sentido, Rimachi Sialer elabora una especie de retablo sobrenatural en el que las apariciones, los descensos inhóspitos y los fenómenos espacio-temporales improbables no solo representan la posibilidad de planos diferentes al nuestro, sino también una batalla ontológica entre el código de la realidad y el código de lo irracional.

Si bien hay un par de excepciones a esta regla, la mayoría de los cuentos antologados hace un recorrido por la tradición y rinde homenaje a las fórmulas y los bestiarios de la literatura de miedo. Ese es el caso, por ejemplo, de “En el frío de la noche”, relato espectral que abre el compendio y establece una fuerte relación con el romanticismo oscuro del siglo XIX, en el que destacan los vínculos con la desilusión, la nostalgia y la melancolía. Otro texto que dialoga con la tradición, en este caso con los relatos de incertidumbre y ambigüedad, es el cuento “Tan oscura como la noche”, una narración terrorífica cuya estructura interna y motivos indoamericanos se inspiran en “La noche boca arriba” de Julio Cortázar. Asimismo, cuentos como “Canto en el infierno”, reimaginación de algunos pasajes de la Divina comedia, “Esperándome volver”, relato de notorias influencias kafkianas, y “Últimas memorias”, versión descarnada y gore de los minutos finales del apóstol Judas Iscariote, se destacan entre los demás por sus texturas oníricas y por enfocarse en la representación de subjetividades atormentadas que personifican un devenir siniestro.

La lectura de Historias extraordinarias, sin lugar a duda, nos hace descender, sumergiéndonos en un conjunto de nueve narraciones que conjuga distintos ritmos e intensidades dentro del marco de lo no mimético; un libro que busca organizar una desobediencia de las convenciones del mundo extratextual que conoce el lector para representar no solo nuestros sufrimientos y traumas, sino también las pesadillas caleidoscópicas que escapan a nuestro raciocinio cotidiano.

Gracias por leer esta reseña

Soy Salvador Luis (1978), narrador, editor y crítico cultural peruano: www.salvadorluis.net. Twitter: @SalvatoreLuigi1

Anterior

Shock SuspenStories, №1

Siguiente

Space Invaders (de Nona Fernández)

Reseñas relacionadas
Más

Apócrifa (de Rafael Villegas)

Dividida en dos volúmenes (Libro blanco y Libro negro), la colección de cuentos Apócrifa (Paraíso Perdido, 2017) es una obra vertiginosa e…