Saga of a Doomed Universe

Guionista e ilustrador: Scott Reed

Editorial: Web’s Best Comics

Trato te hallar razones para explicarme por qué esta trilogía gráfica es prácticamente invisible y solamente doy con dos respuestas: (1) Scott Reed es el creador más desdichado del mundo, o (2) Saga of a Doomed Universe fue terriblemente distribuida, y cayó, sin merecerlo, en el agujero negro y barroso de la falta de propagación. Me inclino más por esta segunda hipótesis, ya que en términos intertextuales y de composición visual —y teniendo en cuenta el dinamismo de las historias paralelas que Reed intercala para romper la cuarta pared— esta historieta es sin duda una obra ambiciosa.

Entiendo que fue publicada originalmente en el año 2012, y la verdad existe muy poco acerca de ella en internet; sin embargo, se trata de un corpus importante, un relato que hermana la narración de teoría conspirativa con el mito del supervillano. Podríamos verla como la contraparte al estudio de caso que Alan Moore, hace ya tantos años, realizó en torno a la superheroicidad. Scott Reed, autor e ilustrador de esta pequeña saga, examina y desmantela la supervileza de la Edad de Bronce del cómic norteamericano, sus modos, la serialización de su discurso de exterminio, así como los protocolos irrisorios del complot megalomaníaco; elaborando en el camino un metaanálisis del subgénero al que pertenece.

Supongo que eso puede cansar a algunos lectores, sobre todo porque, desde 1985, la sombra de Moore no deja de engendrar imitadores a diestro y siniestro; no obstante, he leído novelas gráficas muy inferiores a Saga of a Doomed Universe, y con intenciones discursivas similares, que sí cuentan con el apoyo de editoriales como Image, Dark Horse o AfterShock. En todo caso, lo importante es que esta trilogía no cabe en el saco de los émulos; en mi opinión, es una obra de arte mayor. Tiene un poco del tono de Crisis, sí, y se aferra a una ilustración nostálgica que muta entre George Pérez, John Byrne y Jim Aparo, pero su revisión ucrónica de los años ochenta y la manera en que rompe la convención del triunfo perpetuo de la bondad para enfocarse en la felonía y la desconfianza de los supervillanos me parecen admirables, y mucho más interesantes que los relatos anodinos que guionistas como Brian Michael Bendis tratan de vendernos desde hace veinte años.

Más allá de su apariencia retro, Saga of a Doomed Universe es una novela gráfica acerca de la muerte de la distopía perversa, un cómic que se burla constantemente de sus símbolos y tramas. No deja de tocar, de cuando en cuando, al superhéroe, sobre todo a los superpoderosos menos favorecidos dentro de un supergrupo, sin embargo, la fascinación desjerarquizadora de Reed se dirige sin aprensiones hacia la maldad, representada en esta versión de lo réprobo por el Dr. Nihilist, un personaje consagrado en cuerpo y alma al infortunio, alguien que, sin titubear, es capaz de aniquilar a todos los superhéroes del planeta, y también, gracias a sus múltiples dimensiones, de perdonar la traición de la persona que ama. Solamente por este personaje, la forma en que derrite y despedaza a sus enemigos, todo aquel que aprecie la tradición de los superhéroes debería leer esta historia, una novela gráfica que podría ser más comentada y que ojalá, con el tiempo, multiplique su valoración.

Gracias por leer esta reseña

Soy Salvador Luis (1978), narrador, editor y crítico cultural peruano: www.salvadorluis.net. Twitter: @UnRaggioLaser

Anterior

La noche en la zona M (de Alberto Chimal)

Siguiente

La librería del mal salvaje (de Hernán Vera Álvarez)

Reseñas relacionadas
Más

God Country

Hace unos cinco años conocí el trabajo de Cates y Shaw a través de mi lectura de Buzzkill. En…
Más

The Rattler

Diez años después de la desaparición de su prometida en una carretera rural, Stephen Thorn se ha convertido…
Más

Pulp

Corre el año de 1939, Estados Unidos está a punto de entrar en la Segunda Guerra Mundial, y…